28 de julio de 2009

Un pintor postimpresionista: Vincent van Gogh.



Vincent van Gogh (Holanda, 1853-1890), aunque conoció a los pintores impresionistas más importantes del momento (Degas, Pisarro), en plena madurez artística abandonaría la superficialidad impresionista y comenzaría a captar la esencia más profunda de las cosas (postimpresionismo). Es por esto por lo que acentuaría van Gogh más los contornos de sus figuraciones, destacando así las tonalidades con colores más vivos, colores que utilizaría mucho más por su valor simbólico y expresivo que por su valor cromático. En el año 1890 se trasladaría a Francia, cerca de París, para estar junto a su amigo el doctor Gachet, gran amante y mecenas del Arte. Durante su estancia en casa del doctor sufrirá una crisis depresiva que le llevaría a dispararse un tiro de revólver, falleciendo días después del fatídico incidente. La pintura de van Gogh supuso una gran influencia artística, sin embargo, en la tendencia expresionista posterior, lo que llevaría a revolucionar la pintura de todo el tortuoso, desorientado y ecléctico siglo XX.

(Óleos todos de Vincent van Gogh: El doctor Gachet, 1890, Museo de Orsay, París;  Camino con ciprés y estrellas, 1890; Cartero Roulin, 1888, Museo de Boston.)

21 de julio de 2009

¿Qué significa para ti mi nombre?



¿Qué significa para ti mi nombre?
Morirá como muere el triste ruido
de ola que rompe en la lejana orilla,
cual son nocturno en el bosque tupido.

Como único recuerdo, en un papel
dejó su muerte rastro, semejante
a un epitafio en raros caracteres
en una lengua que no entiende nadie.

¿Qué fue de él? Olvidado está hace tiempo
entre emociones agitadas, nuevas,
porque no dejará a tu alma mi nombre
memoria alguna que sea pura o tierna.

Pero en las horas tristes, en silencio,
pronuncia con angustia el nombre mío:
Di: ¿hay corazón en el que yo esté vivo?

Alexandr Pushkin, poeta ruso (1799-1837).

(Imagen de la Estatua de Pushkin, San Petersburgo, Rusia.)

18 de julio de 2009

Fascinación por el Arte español: Galería Nacional de Escocia.



Desde que los británicos volvieran sus ojos ávidos de Arte, al final del siglo XVIII, de Italia a España, las colecciones de algunos grandes creadores españoles fueron creciendo en el siguiente siglo XIX en toda Gran Bretaña. La guerra de la Independencia española impulsaría el coleccionismo del Arte hispano tanto en la aristocracia inglesa como en la misma corona británica. 

He aquí una muestra de esa Arte español en Gran Bretaña, desde un Arcángel San Miguel, de un pintor valenciano del siglo XV, hasta Cabeza de Rafael, del pintor Dalí (una obra pintada a mediados del siglo XX). Además podemos ver obras de: El Greco, Velázquez, Murillo, Goya, Picasso, todos lienzos de artistas españoles en la Galería Nacional de Escocia, que celebra en estos días un homanaje al Arte español).

11 de julio de 2009

Un Retablo flamenco, una prevaricación y un relato.



Esta vez un óleo, una obra del pintor flamenco Hugo van der Goes, La Adoración de los reyes, que se encontraba en el monasterio gallego de Monforte de Lemos, acabaría en Alemania después de que un museo berlinés pagara una sustanciosa cantidad de dinero. Todo empezaría porque la orden religiosa de los escolapios del monasterio de Lemos en Lugo, requería de unos medios económicos de los que carecían para tratar de evitar el derrumbe del tejado de su colegio. Los religiosos solicitaron primeramente el dinero al duque de Alba, también conde de Lemos, negándose a esa donación. La situación obligaría a que los jesuitas, con su proverbial ingenio, recordaran entonces que en el monasterio existía un cuadro valiosísimo del pintor flamenco. Ese lienzo había sido donado al monasterio por el cardenal Rodrigo de Castro a finales del siglo XVI. Así que los escolapios decidieron, sin ningún pudor, tranquilamente vender el cuadro para obtener los fondos necesarios para la rehabilitación. Debían, eso sí, pedir antes permiso al duque. Este lo autorizó, pero con la condición de que fuese el gobierno español el primero en recibir la oferta de venta. 

Por aquellos años, 1908, el ministro correspondiente -Instrucción Pública- de la salvaguarda artística era, nada más y nada menos, que el inefable conde de Romanones. Este recibió la oferta y argumentó que el Estado no podía adquirirlo, que carecía del dinero necesario, ¡y esto a pesar de ser Romanones miembro de la Academia de Arte de San Fernando! El museo de Berlín a principios de siglo era muy activo en conseguir obras de grandes maestros, allá donde estuviesen. En el año 1903 habían conseguido ya La Adoración de los pastores del mismo pintor, van der Goes, y los alemanes se habían propuesto obtener el óleo de Monforte de Lemos al precio que fuese. Fue todo un entramado novelesco, llevado casi en secreto, tratando así de evitar que los americanos -buitres del arte- se enterasen de nada. Se llegaría hasta organizar una subasta en Madrid en el año 1910, donde todo aquel que no fuese el Museo de Berlín no pudiese pujar. Así que los escolapios empezaron a embalar el cuadro para hacer la entrega cuando, ahora, otro nuevo ministro, que había cambiado recientemente, Julio Burrell, ordenaría incautar el cuadro. Pero un nuevo atentado político, el grave asesinato del entonces presidente del gobierno Canalejas, cambiaría el gobierno, poniendo además a Romanones a la cabeza del mismo. Este anularía la incautación y entregaría el cuadro a los alemanes. Salió del puerto de Vigo hacia el museo berlinés... días antes del robo de Santa Cruz...

- ¿Cuánto pagaron los alemanes por el óleo de van der Goes?
- Algo más de un millón de marcos.

(Extracto breve de un relato histórico, basado en el robo de un cuadro renacentista en la España de comienzos del siglo XX, producido en la iglesia de Santa Cruz de la población riojana de Nájera.)


(Óleo Adoración de los Magos, 1475, de Hugo van der Goes, pintor flamenco (1440-1482), Museo de Berlín).


9 de julio de 2009

Hace un siglo surgió: el Expresionismo



En estas pinturas de Ernst Ludwig Kirchner (1880-1938) observamos una técnica pictórica que revolucionaría el mundo artístico a comienzos del siglo XX: el Expresionismo. El pintor alemán Kirchner fue uno de los primeros que crearon en su país el grupo artístico que iniciaría ese movimiento. Esta tendencia artística comenzaría, entre otras cosas, por una oposición frontal a la sociedad de su época y a su positivismo materialista. Fue realmente un nuevo Romanticismo, una pasión del alma atormentada que buscaría reflejarse en las distorsionadas y diferentes formas de sus obras. 

Coincidió con el auge de la filosofía nihilista de Nietzsche así como con la necesidad de renovar el Arte..., buscando entonces lo esencial y propiciando un impulso al sentimiento vital más necesitado. El Expresionismo trataría de desarrollar un estilo de gran espontaneidad expresiva, exento de todo academicismo y rigor, como los pintores románticos del siglo anterior lo hicieran también. El movimiento expresionista surgiría en Alemania, pero inmediatamente se propagaría a Holanda, a Bélgica o a Francia. Llevarían su peculiar tendencia a otras artes, como a el cine o a la música. Desde el año 1905 hasta el año 1933 se prolongaría el movimiento artístico expresionista en Alemania. Fue defenestrado desde 1933 por el nazismo, que lo consideró un arte degenerado, y muchos de sus artistas fueron proscritos y sus obras expresionistas destruidas para siempre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...